Histories about people
Install Theme

Epílogo del Sol.

Luego de lo pasado ahora solo quiero concluir, un epílogo que parece infinito y una sonrisa intocable.

Gracias por tanto, por los caminos y los ayeres / por la inspiración y los amaneceres / por los sueños y las realidades.

Un gran recorrido que dejo mucho y poco.

Todo planificado, minuciosamente pensado para que no se diera como debería. Tu de eso te encargas fácilmente.

Noches sin descanso, buscándote entre memorias,  para encontrarte y perderte de nuevo. 

Situaciones de poca duración que dejaban en libertad mi imaginación.

Frías guerras, cálidas miradas.

Sonrisas de burla al salir el sol.

Retratos de felicidad junto a ti.

Marea de incomprensión.

Escritos sin valor, queman, se van, de otro uso serán, pero para ti ahí estarán.

Cielo plagado de nubes soñadoras que te adoran.

Novela corta que relata lo que no eres.

Triste anhelo que no es reciproco.

Señales de lejos que dejaste inconclusas / no sé si supe interpretar.

Indiferencia de amor que aún me mantiene ahí.

No te hablaré de una historia que se escribió junto a ti, no te hablaré de una historia que pensé y escribí, no te hablaré de una historia donde claramente eres protagonista, no te hablaré de una historia donde no estás. No te quiero hablar de ella porque estuviste ahí.

¿Y cómo reclamarte por cosas que no te di?. No puedo, disculpa por no estar, por eso no te pido que estés.

Ya varias sonrisas se han asomado a la ventana, y nubes han llorado.

Ahora un epílogo queda de lo que fue. 

Gracias… 

Zorros no larguen la lengua, ella sabrá de mi cuando el sol caiga y las nubes lo permitan.

Un acuerdo, que jamás festejamos… Búscame en aquel lugar para el café y las palabras. 

Historia que vuelve. / Hermosa Guerra. / De vuelta a tu hogar. / Sueño. / Última carta. / Mi musa.

1

Historia que vuelve.

Ahí estábamos, un tu y yo, algo que aún era todo menos historia.

Nos encargamos de que los días fuesen capítulos escritos por nuestro puño y letra.

Parece que alguien te dice qué hacer, qué decir. Paso por alto eso y sigo escribiendo.

Caminamos distancias largas en períodos cortos de tiempo, para así llegar a un punto en el que desconocíamos qué hacer. 

Claras preocupaciones surgen en aquel momento, pero pacientes fuimos. 

Supimos afrontar aquella situación de la mejor manera posible.

Los buenos días eran un remedio perfecto para las noches de insomnio de las que solo tu eras culpable.

Custodiabas mis buenos y malos momentos, en un fiel guardián te convertiste. 

No más que eso.

Todo llega a su final, solo que hay ocasiones que ameritan un aparente final, para así pensar.

Tener a medias no es tener, por eso a medias me fui.

2

Hermosa guerra. 

Ahora batallas se libran todos los días, no solo entre tu y yo, también conmigo mismo tengo una guerra pendiente.

Recuerdos solo estorban en una campo donde debemos solo olvidar.

Miradas pesan en un campo donde solo debemos cegar. 

Palabras no sobran.

Cada una de tus acciones parecen afectarme seriamente. 

Es como que si tu ausencia me quitase el aliento, y tu presencia no fuese cura.

Vas por ahí, vestida de sonrisas que mías fueron y solo quieto puedo estar.

En clara desventaja estoy dentro de esta guerra, pero algunas batallas he ganado, aún no me doy por vencido.

Tiempo pasa, enemigo o aliado, no sé cómo describirlo porque en ocasiones hace el papel de los dos. 

Esperar fue mi mejor arma, dio resultado de una manera casi inesperada. Y una última batalla se termina. 

Amarga victoria con disfraz de derrota.

3

De vuelta a tu hogar.

Me recibes con una taza de cariño endulzada con tu poca capacidad de percibir la verdad. 

Aprovechas para hablarme acerca de aquél asunto que poco interés tiene para mi, cuando vuelvo solo por ti.

Como todo fiel, vuelvo a tu hogar.

Pero tu al mio ni por error, tengo un buen sitio, lleno de arboles de palabras, organizado, con las camas en el techo para soñar de cabeza. Una habitación especial para ti, esta ahí esperando el día en que decidas quedarte. 

Pretendes ser visita eterna…

4

Sueño.

En ese lugar te atreves a visitarme, sin palabras hablamos, traes atuendo de felicidad inalcanzable, y las camas en el piso están, recorremos los límites en 1 minuto y luego te vas para volver al siguiente día.

El tiempo tan corto que estamos juntos, pero años pasan a nuestro alrededor, envejece nuestro querer y nosotros permanecemos intactos para seguir soñando. 

Aquellos ojos vacíos se acercan y dicen todo lo que callas. Una verdadera falsedad llena de mentiras ciertas y un tu tan yo. 

/Sin vigilantes ni guardias, no hay oposición ni contradicción, solo tu y yo/.

Tu y Yo, un personaje con olor a todos los días que va y viene de ese lugar feliz donde el tiempo no alcanza.

5

La última carta.

La última carta, muchas noches ahí estuviste, sin pedir retribución alguna, escuchando, y ayudándome, con nada te puedo pagar, pero sé que eso no te molesta, igualmente te agradezco por esta última oportunidad, fuiste el único recuerdo que me recibió, 

En otra ocasión quizá….

_________________________________________________________

Porque solo Tu puedes contar una historia así, te recibiré con palabras que el tiempo no se llevará, fuiste la mejor musa. Gracias… 

Tu y tu, tan diferentes, tan iguales. / Nube.

Dos aromas tan distintos y a la vez tan iguales.

Uno tanta ansia da, es fuerte, su presencia casi mortal para mis debilidades, no oculta nada.

Se pasea delante de mi luciendo su poder, y yo sin poder moverme admiro esa belleza inalcanzable.

Esta conmigo y no me deja ir, no me deja ir… Me ve intentando cuando ni puedo, ni quiero.

Ríe con tanta delicadeza  y vil su rostro de amor que nunca será.

Gracias por acogerme en esta playa sin olas, un vaivén que desapareció como tu respeto por mi debilidad. 

Te aprovechas sin más, danzas, y atado observo.

Cortas cualquier esperanza con aquella sonrisa, nada puedo decir, y sin más te vas para dejarme peor.

                                                   /

El otro tan dulce, paz y tranquilidad siento cuando esta.

Ese alguien que esta ahí sin siquiera notarlo.

Tan puro e inocente, una sonrisa que dice más de lo que quisieras.

Me tomas de la mano a un paseo que espero no termine. 

Solo de sinceridad tu mirada esta hecha. 

Un grito de silencio emites, que libera toda tensión del momento. 

Pasión por lo que te corresponde y esa felicidad que te da el saber.

Más allá vas, en ese lugar donde no todos pretenden llegar, vas con valentía, afrontas los contratiempos y te impones con una sutil fuerza.

Confianza contagiosa que levanta hasta al más tímido de todos, otorgándole aquella valentía de la que carece cualquier caballero que se te acerca.

Me tomas por sorpresa, me llevas a ese sitio que recorren las personas cuando están juntas. 

Bailas, bailas y sin ataduras ni opresiones te observo, me miras, y me regalas una sonrisa. 

Tan opuestas, me desencanto por el blanco, porque siempre estará. 

                                                     //

Nube, nube… Pensante pareces, tan tranquila, sueñas todo el día, aquella comodidad con la que presencias el cielo junto a quien más quieres.

Te invito a bajar y vivir sin soñar.

Un día, quizá comprenderás.

Hoy.

Te escribo hoy porque presente es, estarías y no fueras. 

De todos los días quiero que seas mi hoy, para tenerte ayer y mañana.

No dejarte para después, encargarme de ti de inmediato.

Pensar que ya no estarás cuando despierte hará que mi hoy sea como el último. 

No dejas de recordarme hoy que un mañana junto a ti es intangible. 

Dime, ¿qué tan difícil es engañarse en días cómo hoy?. ¿Acaso miedo a no enfrentar lo que no puede ser mañana?.

No te crees capaz porque sencillamente eres cobarde ante la idea de que ese mañana se prolongue tanto cómo esas promesas que no terminamos de cumplir. 

Hoy que valiente te sientes y mañana que triste estás. 

Pero una historia no se escribe sin un antes. 

Vamos, discutamos, solo se escuchará tu voz, porque solo eso sabes hacer, lindo refugio creaste para creer, poder, y jugar. 

Más mañana que ayer regresarás a mi.

Y hoy… hoy seremos tu y yo. 

Te reto. 

                                                     /Hoy te quiero más que odiarte/.

Dirigido directamente a ti que pareces Caracas: Te quiero_ _ _ _ _

No sé qué decirte de entrada porque
las señales no existen de salida.


No sé cómo verte a los ojos porque 
tu espalda siempre hace de pantalla.


No sé como hablarte franco porque 
tu nombre cambia sin descanso.


No se como hacerte entender
que mi destino, 
siempre será
aparecer y desaparecer 
aparecer y desaparecer……

 

/Masseratti 2Lts - Caracas: Te quiero_ _ _ _ _/. 

En la mañana es mejor.

Para pensarte.

Para soñarte.

Para huir de ti.

Para arroparme en recuerdos de ti y no salir de la cama. 

Para olvidarte con aquel olor. 

Para quererte. 

         /

Para odiarte. 

  /

Para amarte.

Es casi como hablarte directo y certero, sin rodeos y libre de todo aquello que enmascara una verdadera mentira de la que tu y yo sabemos. 

Eres de la mañana, mi musa. 



/Cierro mis ojos para empezar mi día junto a ti/.

Conglomeracion de ti.

Ya en tiempo complementario no hago más que pensar en soluciones.

Y pensar que de verdad estas y no eres.

Siento tanto tu estar, se transforma en unas ganas de recordar.

Olvidar hace bien, olvidar hace mal, recordar hace bien, recordar mata. 

Aniquilas cualquier esperanza de mis sueños. 

Haces que mire, sonría, me desilusione, piense.

No llego a ningún final con esto, se ha transformado en un camino que ha debido terminar hace mucho ya… /pero recordar mata/.

Fantasías más grandes que cualquiera, van más allá de lo imaginado alguna vez, me llevas a ellas con una facilidad indescriptible. 

Estas aquí, no lo puedo creer, repites con el mismo cariño palabras que alguna vez soñé que dirías, tomas aquella iniciativa impensable y solo quieto puedo estar. /Entra luz, sonrío, y me hubiese gustado tener más tiempo/. No existes ahí, por esa razón mi sonrisa de burla se torna triste.

Tiempo, eso precisamente… Se agota con gran velocidad, se evapora en el aire como aquellos abrazos. 

Insomnio total, eclipsas mis descansos con tu recuerdo punzante y me llevas de tu mano otra vez a ese lugar donde el tiempo se nos va. 

Ha pasado tanto, he visto tan poco, estoy en completa ignorancia con respecto a ti.

Odio, es ese sentimiento que se mezcla con tanto cariño, solo logra frustración incesante.

Recordarte duele, olvidarte duele, el limbo me abandona dejándome caer en el que peor le parezca para así luego no volver. 

A tu placer y voluntad podrías tenerme / Triste yo, triste yo… Triste, pero a tu lado. 

Te vistes de contradicción y sales solo a ver cómo estoy, te das cuenta, luego vuelves con atuendo de sol. 

Tener algo a medias, prefiero no tener. Duele igual, pero que existas y que no te pueda tocar duele más. 

Disculpa. 

 

/Yo te recibiré de pie y con palabras que el tiempo no se llevará/.  

Grata visita.

Nuestro asunto pendiente es más fuerte que todas las horas que llevo sin dormir por tratar de resolver el mismo, se convierte en un circulo vicioso, no se puede salir, debo pensar cómo liberarme de ti para así salir de él, pero al pensar solo logro caer dentro de nuevo.

Miro por encima, cortina hacen mis ojos, pienso, rio, sé que tal vez, solo tal vez…. 

Dejarlo ir solo ha logrado volver a traerlo, llega vestido de frustración, me abraza y se hace cargo.

Llegas, una presencia casi asfixiante para mi, que a la vez solo trae recuerdos placenteros que dejar escapar no quiero, pero aquel nudo sin desatar está.

Un problema mio, un problema sin resolver, un problema que visita. 

Toca a la puerta contigo detrás, escondiendo sus verdaderas intenciones de verme así/En escasez de soluciones/tomando ventaja de lo que dejo de ver.

/Llegarás sin artificios, sola, perdida en mentiras que solo tu y yo creemos./

Yo te recibiré de pie. 

Parece no importarte.

La verdad no parecía la gran cosa, casi sin importancia incluso, pero son cosas que nadie puede evitar, ni tu ni yo estamos conformes, eso claro está.

Tu cliché vacío no me sorprende, así supuse que serías, eso no me molesta, pero no puedo soportar no tenerte. /Es lo más contradictorio en mi vida/.

Aunque pot ti no sé si traicionaria a mis ideales.

/Haz visto como el traje no te queda?. A veces que ni lo llevas puesto. Eso es triste para mi, de verdad, rio de ironía por ello.

Pero sigue así, no es eso sino lo otro.

Sin importancia, pero sigues sin dejarme dormir.

/Recuerda todo lo que te dije, esas mentiras son verdades que solo tu y yo creemos/.